Mejor fotógrafo europeo del año 2018

Mejor fotógrafo europeo del año 2018

PATRICIA BLANCO
CARBALLO / LA VOZ 
Marcos Rodríguez, elegido de nuevo Fotógrafo Europeo del Año
Se hizo con la Cámara de Oro en la categoría de reportaje en una ceremonia celebrada ayer en Bray, Irlanda

El fotógrafo carballés Marcos Rodríguez revalidó ayer su título de Fotógrafo Europeo del Año al obtener en una ceremonia celebrada en Bray (Irlanda) el premio Golden Camera of the Year -Cámara de Oro del Año- en la categoría de reportaje gráfico. El galardón resulta de la puntuación de tres fotografías, y la obtenida por Rodríguez, afincado en Cee, ha sido la más alta de todos los finalistas. Las imágenes han sido tomadas en tres países distintos y con tres cámaras diferentes, tal y como contaba él mismo ayer, como anécdota, tras la celebración del encuentro. Una de ellas fue capturada en la Costa da Morte y, más concretamente, en un monte de Cee, durante la extinción de un incendio. Otra corresponde a un vendedor de paraguas retratado en Sicilia (Italia) y, la tercera, a una niña llorando en un orfanato de Costa de Marfil, país al que el fotógrafo galardonado se desplazó recientemente acompañando la misión voluntaria de la oenegé Égueire.

Vendedor de paraguas en Catania (Sicilia)

La de Fotógrafo Europeo del Año es una competición organizada por la Federación de Fotógrafos Profesionales Europea (FEP), entidad de la que forma parte, en este caso, la Federación Española de Profesionales de la Fotografía y la Imagen (Fepfi), a la que Marcos pertenece. Asegura que no se esperaba la Cámara de Oro este año y, de hecho, vivió la entrega de premios con menos nervios de los habituales. El nuevo reconocimiento en Irlanda le supone revalidar el título, en tanto que ya se había hecho con el Golden Camera of the Year Award en reportaje el pasado año 2017. Entonces, la ceremonia se celebró en Sicilia. Hasta Catania había llevado el carballés tres imágenes, una de la Rapa das Bestas de Cedeira, y dos de una ballena varada en A Redonda, en el municipio de Corcubión. En su misma categoría, ayer, había trabajos finalistas de creadores llegados desde países como PortugalBélgicaRepública Checa o España.

Marcos Rodríguez mejor fotógrafo europeo del año 2018
Lavores de extinción de un incendio forestal en Cee (A Coruña)
La Opinión Coruña

Marcos Rodríguez, el fotógrafo gallego al que nadie le tose en Europa

El cámara, afincado en Cee, revalida su medalla de oro en el premio Golden Camera of the Year

¡¡¡Oro!!!». Así, entre tres exclamaciones y en una tipografía más grande de los normal, celebraba Marcos Rodríguez su reconquista del título de Fotógrafo Europeo del Año. El fotógrafo gallego, natural de Carballo pero afincado en Cee desde hace años, recibía por segundo año consecutivo el galardón Golden Camera of the Year en una ceremonia celebrada el domingo 25 de marzo en la localidad irlandesa de Bray.

El carballés se hacía con la mayor de las distinciones de la categoría reportaje después de imponerse por puntos a rivales de Portugal, Bélgica, República Checa o España. Venció con una serie de tres fotografías capturadas en tres lugares diferentes: Costa de Marfil, Italia y Galicia, lugar en el que captó un instante de la extinción de un incendio forestal.

Marcos Rodríguez es un viejo conocido de la competición que organiza la Federación de Fotógrafos Profesionales Europea (FEP). El año pasado, 2017, se alzó también con el máximo galardón. En aquella ocasión, en Catania, se presentó con una impresionante fotografía de una ballena varada en Costa da Morte y una preciosa instantánea de la Rapa das Bestas de Cedeira. En la edición de 2016 pasado fue finalista aunque tuvo que conformarse con un quinto y noveno puesto en dos categorías diferentes.

Este, el de la Cámara de Oro 2018 no es el primer reconocimiento que recibe el gallego en sus más de diez años de carrera como fotógrafo. En 2015, con la instánea de una ola durante un temporal en Camariñas se alzaba con el prestigioso World Photographic Cup.

Marcos Rodríguez mejor fotógrafo europeo del año 2018
niña llorando en el orfanato de Madam N´Zi